Cómo aplicar licencias Creative Commons

La infracción a los derechos de autor pueden traer más de un dolor de cabeza a los que realizan proyectos con imágenes, textos o videos. Sin saberlo, se puede ser objeto de denuncias o demandas por uso de material no autorizado.
Para no tener que lidiar con estas cuestiones se crearon las Licencias Creative Commons que liberan ciertos derechos para así poder copiar, distribuir o crear obras nuevas desde otras anteriores.
La filosofía de los derechos libres enuncia que la cultura siempre fue libre hasta que las tecnologías hicieron nacer leyes que restringen la cultura como un bien social para transformarla en un bien de mercado.

Para conocer más te invito a descargar el libro fundador de esta idea, escrito por el abogado Lawrence Lessig, Cultura Libre

¿Cómo entender las licencias Creative Commons?

Al principio puede traer confusión la variedad de licencias, pero rápidamente podemos entender de qué se trata.
Dijimos que la idea es liberar derechos y es así que podemos elegir la licencia de acuerdo con lo que necesitamos, tanto para usar una obra o para poner una licencia a una creación propia.
La escala de las licencias indica que hay algunas que liberan casi todos los derechos hasta otras más restrictivas de acuerdo a los siguientes niveles.


¿Qué significa cada licencia?
Cada licencia Creative Commons tiene un logo que la identifica y nos da las indicaciones de qué cosas se pueden o no hacer con la obra. 
El único derecho que no se delega es el de atribuir la autoría de la obra original. No mencionar la fuente puede dar a entender que uno es autor y ello deriva en plagio.
Las licencias más restrictivas permiten el acceso y la distribución de una obra y las más abiertas conceden permisos de todo tipo, incluso comerciales.

Se puede dar el caso de que tenemos permiso incluso de vender una obra que, por supuesto, es de acceso gratuito en otro lugar.
Siempre que se utilice una obra con estas licencias, deberá generarse una licencia del mismo tipo para la obra derivada. Es la única condición.
Para entender cuáles son las licencias que podemos usar, el siguiente cuadro puede ser muy instructivo.
Para terminar, debemos decir que este tipo de licencias estimulan la colaboración en la construcción de cultura de manera colaborativa. Es decir, la cultura es un bien social y no hay nada nuevo bajo el sol (como dice la Biblia) por lo que nuestra contribución genera riqueza para nuestra sociedad y da pie a más creaciones.

Las imágenes utilizadas son de Ulises Hernández Pino. Usadas con permiso. Lic CC-By

2 comentarios:

Antonio Ruiz del Olmo Alonso dijo...

Muchas gracias por compartir.Muy clara la explicación para saber en qué consisten. Mi pregunta es, ¿cómo hay que hacer a la hora de utilizarlas?

Docente Dospuntocero dijo...

Hola Antonio. Una vez que registras la licencia ya queda declarada tu voluntad como autor de ceder ciertos derechos según hayas elegido.

Publicar un comentario